El Santuario

La fama de Santidad de Narcisa de Jesús Martillo Morán hizo que sus restos mortales fueran venerados por la devoción de los fieles sucesivamente en Lima, donde murió, en Guayaquil, a donde fueron traídos y reposaron en la Iglesia de San José de los PP. Jesuitas, y en Nobol, su tierra natal.

La Beatificación de Narcisa de Jesús en 1992 hizo que se construyera con la limosna de los peregrinos un espacioso y hermoso templo, dedicado el 22 de agosto de 1998 por S.E Mons. Juan Larrea Holguín, erígiendolo como Santuario Diocesano.

La Canonización solemnemente proclamada por S.S: Benedicto XVI el 12 de Octubre de 2008 en la Plaza de San Pedro en Roma, convocó en Nobol a una impresionante multitud de sus devotos los cuales siguen acudiendo en gran número desde las diversas regiones y provincias del país y del exterior.

«Tomado del decreto de erección del templo de Santa Narcisa como Santuario Nacional»

Open chat